Curso práctico de Chacras-2017/18

San RafaelLa energía Crística y la octava superior.

La octava es un ciclo de siete tiempos, siete niveles comprenden un salto evolutivo en cualquier cosa que decidamos aprender. Esta escalera debe ascenderse (sin saltarse ningún nivel) hasta completarse con el último peldaño, donde cada uno de ellos se enlaza a un nivel superior, y acaba en el conocimiento del anterior. El resultado es “Evolución”, conocimiento a través de la práctica e integración de manera armónica y ordenada. Conseguir una escalera completa de siete peldaños equivale a posicionarse en un nuevo escalón de otra octava superior. La activación de los siete chakras en su orden producen un salto evolutivo, hay un antes y un después de este trabajo.

La evolución, el despertar de La Kundalini, debe realizarse de esta manera y cualquier práctica que se salga de este orden donde los chakras deben activarse de uno en uno, y de manera ascendente, moviliza un desorden en la persona. Los archivos inconscientes se abren para desorientarnos, mostrándonos imágenes confusas que no sabemos dónde ubicar; las emociones se alteran sin darnos una respuesta que nos sirva para esclarecer el momento que vivimos, actuamos de manera dispersa y damos palos de ciegos intentando “evolucionar” para dejar de sufrir en esto o aquello.

Comprender el mundo de la energía en nuestro cuerpo requiere práctica, continuidad y técnica. Aún más, demanda introducirse en los mundos del inconsciente y del alto astral, por eso la propuesta es una práctica de ascenso controlado donde experimentar distintas técnicas, ejercicios y complementos que corresponden a cada nivel y a cada chacra. Cada vez que se mueve voluntariamente un chakra, debe permitirse un tiempo de activación hasta que debamos mover el siguiente. Suceden actitudes y emociones nuevas y se activa la conciencia y el mundo de los sueños para darnos explicaciones más evolutivas. Se abre la comunicación con tu ser, y se potencian los dones.

¿Como intentar ver el aura con las emociones revueltas, conectar con recuerdos del pasado o escuchar al ser interior, intentando controlar todo este estado caótico en el que vivimos?
Nuestras auras están comprimidas, rotas, débiles, los agentes externos penetran en ellas de manera fácil en tiempos como los que corren. El miedo, la ira, la impotencia, la venganza, la tristeza, etcétera, se han vuelto colectivos e intentar estar conectados a nuestro equilibrio y paz interior son estados efímeros, temporales, pero no es así cómo se transforma una situación, no es entrar a la conciencia puntualmente, tener momentos de lucidez y después seguir caminando entre los obstáculos sin más. Sólo con un verdadero cambio interno se puede modificar lo externo.

Masa Crística

Se necesita una masa crítica o, mejor dicho, CRÍSTiCA, un número concreto de personas despiertas y con un nivel evolutivo concreto, para que el gran cambio suceda de una forma integral, equilibrada y que el dolor del cambio sea menos dolor. Cuando suceden los desequilibrios, estas personas saben superarlos lo antes posible. Mientras se caen las mentiras, ellas construyen un nuevo amanecer para el mundo, pero si no despertamos más rápido, el desequilibrio se producirá y todos sufriremos esta metamorfosis. Estamos en el ojo del huracán donde los movimientos se suceden y activan de manera acelerada; lo que debe restablecerse, aflora espontáneamente y esta masa Crística se despierta demasiado despacio. Los chakras de la Tierra se abren para esta transformación porque el sistema mundial debe modificarse y no podemos llegar tarde a esta “Gran Fiesta”.

La importancia del Chakra del Corazón

Un chakra se puede testar, limpiar, desbloquear y activar; todos estos pasos son necesarios para un chacra que no fluye. De nada sirve todos los esfuerzos para ser mejor persona si el chacra del corazón está bloqueado, el amor universal no puede abrirse paso en nuestro pecho y nuestro Cristo, nuestro Maestro, nuestro don, no puede manifestarse.

La evolución no tiene que ver con dominar técnicas ni acumular información que no se aplica correctamente, la evolución solo requiere tener el chakra del corazón abierto. Si el amor fluye, todo se corrige, nuestro “Amigo invisible” no dejará de darnos sorpresas.

 

Próximo encuentro:

 

 Madrid

Próximamente, interesados llamar para reservar.

 

Último encuentro:

 

Share on Facebook
compartir

No se admiten más comentarios